Desde 1996 la Fundación Guacamaya trabaja en Guatemala sobre todo con el objetivo de mejorar el bienestar de los niños Mayas. La fundación ha desarrollado varios programas educativos que son divertidos para los alumnos y mejoran su creatividad. Además los niños pueden poner en practica lo que han aprendido. La fundación apoya a un centro educativo en el caserío Maya El Corozal. En el centro se organiza la mayor parte de los actividades. Parte del terreno consiste de bosque, el ultimo pedazo de bosque cerca de la comunidad.

La deforestación en la región donde trabaja la fundación agrava aún mas la pobreza de los habitantes. Razón por la cual la mayoría de los programas educativos tiene como objetivo ayudar a los niños a sembrar su propio bosque como el programa “Juanito y María siembran su bosque”. Que consiste de un libro con 8 historias sobre los niños Juanito y María que siembran su bosque y como mejoran sus vidas gracias a su bosque. Después del programa los alumnos reciben arbolitos y una mata de bambú para sembrar su propio bosque como lo hacen Juanito y María en el libro. En los programas los alumnos también aprenden sobre el cultivo y uso del bambú. Ya hay niños que sembraron hace unos años su bosque y ya están cosechando bambú para hacer muebles. Hay también un programa sobre el saraguate y la guacamaya.

También hay un programa que ayuda a los niños a desarrollar a su propio huerto. Las diferentes actividades son complementarias. Mirna y Walter han participado con mucho éxito en varias actividades. La publicación de una prensa para niños es un elemento más para integrar las diferentes actividades y también para mejorar la capacidad de leer de los niños (que normalmente es muy baja).

La Fundación Guacamaya también ayuda a las mujeres. Ellas reciben ayuda para desarrollar un huerto propio y a mejorar la productividad de sus gallinas. Las mujeres reciben materiales para construir su gallinero y también reciben apoyo para comenzar la crianza de patos. El valor nutricional de la dieta mejora (normalmente la base de la dieta consiste en tortillas con frijoles) y con el huerto, las gallinas y los patos las mujeres pueden obtener su propia fuente de ingresos.

La Fundación Guacamaya trabaja en conjunto con varias organizaciones. En 2014 nació un convenio bonito con un colegio. Con apoyo de la fundación 8 estudiantes ayudaron con éxito a 8 familias de escasos recursos para desarrollar un huerto familiar. Esto como parte de su seminario de práctica magisterial. En 2015 seguimos y especialmente Martha ayudo a una familia con un huerto muy bonito. El proyecto sigue creciendo como se puede ver en este video sobre el proyecto de seminario en 2016.

Hay mucho interés para los diferentes programas y en conjunto con la Asociación Tz’unun, que ejecuta la mayoría de los actividades, y otras organizaciones como la oficina departamental del Ministerio de Agricultura cada año se están involucrando a más escuelas en los diferentes programas, por ejemplo a escuelas cerca de los Parques Nacionales Tikal y Yaxha.  La Fundación Guacamaya también organiza concursos para dar mas conocimiento a los actividades y dar la oportunidad a niños talentosos para brillar en el podio. En 2015 el Colegio Fagioli organizó un festival con el tema la naturaleza. En el video sobre Sheyli se puede ver como jóvenes talentosos pueden aprovechar de los diferentes actividades. Aparte de las escuelas estamos trabajando ahora también con grupos de jóvenes de iglesias.